10.1.12

Se llama "Mapa Mental"

Algunas veces prometo cosas que no cumplo. Le saqué punta a mis colores para reclamar en silencio todo el ruido que había provocado una fantasía hermosa, como esas que salen de la espuma del mar. Tres semanas con un intermedio playero que no dejó gotas de esperanza en el equipaje, ni rastros geométricos, pero sí una nube espantosa de sentimentalismo que ahora mismo no sé cómo bebérmelo. Tantos recuerdos amarrados a una garganta rota, colgándose de unos dedos impacientes. Algunas veces , también, cumplo lo que prometo. Así se terminó el 2011, cerrando el círculo en una figura que nace debajo del ojo izquierdo. Adiós y para siempre, buena suerte. Y si estás ahí, leyendo esta madrugada, llévate la imagen hasta intercambiarla por caguamas frías en una tarde calurosa, por bebidas multicolor en lugares oscuros y ¡ salud !

FIN